Mini Campeón de la Laguna al Museo de Autos y Transporte de Monterrey

Mini Campeón de la Laguna al Museo de Autos y Transporte de Monterrey

18 de noviembre de 2020

Meses de preparación y largas noches de desvelo son los que se viven siempre previo a pisar el acelerador a fondo en la Gran Carrera Panamericana que cumplió su septuagésimo aniversario. La Carrera Panamericana tiene peculiaridades que la hacen un evento único en el mundo y es un gran orgullo que sea 100% hecha en México. Se inició en 1950 y atravesaba literalmente todo país. Derivado de las condiciones de los caminos en sus inicios, tuvo que ser suspendida durante algún tiempo debido al gran riesgo y los fatales desenlaces que se presentaron. En 1987, gracias a la gran iniciativa de Eduardo León Camargo, volvió a la vida y este 2020 cumplió 33 años de esta segunda etapa. Con un recorrido de poco más de 3 mil kilómetros entre tramos de velocidad y tránsito en las urbes y poblados del trazado, propios y extraños se aglomeran para ver la comitiva de feroces pilotos que se arriesgan en cada curva para vencer al único enemigo: el tiempo.

Esta competencia demanda mucha preparación de pilotos y navegantes. Además de contar con un buen auto y naturalmente de un equipo técnico a lo largo de todo el recorrido. Para la edición de este año y en plena pandemia provocada por el virus sars-covd2 (COVID-19) y citando a “Lalo León” ¿Cómo logramos que siga La Carrera Panamericana?, CORRIENDO. Es como Ricardo Piñera de Torreón, Coahuila junto con el valioso apoyo de los integrantes de la Asociación de Autos Antiguos y de Colección del Norte A.C. y el respaldo del Gobierno del mismo Estado, se dieron a la tarea de prepararse para competir en un precioso Mini Clásico en la categoría Histórica “A”. A cargo de la parte motora del Mini, estuvo al frente el rallista y piloto vintage Juan Manuel Muñoz Ledo, de Casta Automotriz en CDMX. Fue una preparación integral de motor, caja de velocidades y suspensión.

Aunado a lo anterior, los pilotos hicieron lo propio, todo lo reglamentario para correr bajo toda norma, Nomex, guantes, zapatos, hans y mucho valor para la aventura. La mancuerna de Ricardo se personificó a través de José Alfredo Hernández, quien tiene una gran experiencia en la coordinación de la Carrera Panamericana. El ha escrito todos los libros que se han publicado sobre la misma y conoce al dedillo todos los pormenores. Ricardo Piñera es un joven empresario de la Comarca Lagunera con un gran gusto por los autos antiguos y la velocidad y junto con Agustín Basurto, Salomón Olvera y Cesar Villalpando se pusieron a entrenar y a hacer el levantamiento de ruta. El equipo Lagunero se trasladó a la maravillosa ciudad de Oaxaca días antes de la bandera verde, para cubrir los protocolos de revisión de seguridad del Mini, examen médico de piloto y copiloto, así como las acreditaciones para todo el crew.

El jueves 15 de octubre, día de calificación, tomando la salida 24 horas después rumbo a Veracruz, recorriendo cerca de 500 kilómetros. Debo de comentarles que tanto piloto, navegante y staff duermen poco y trabajan desde muy temprano. Al llegar a las metas y después de entrar a un parque cerrado inician las reparaciones de los autos, incluso hay quienes trabajan toda la noche. El Mini se comportó a la altura y arribo sin problemas a este puerto. Luego todo el contingente se trasladó a la Ciudad de México ya enfilándose rumbo a la hermosa Morelia. El siguiente punto fue marcado en Guanajuato, después a Zacatecas y el equipo Piñera-Hernández avanzó sin problemas. Vino el tramo de Durango que es de las más demandantes para llegar a la Ciudad de Torreón, que por primera vez recibía a la “Pana”. Ricardo Piñera y José Alfredo Hernández se convirtieron en campeones después de 3000 kilómetros y su MINI cruzó victorioso e el arco de llegada en Torreón.

Fue recibido por un gran contingente de asistentes que rodearon el arco de bienvenida, tomando atención de los protocolos desanidad establecidos por las autoridades de salud de Torreón. No satisfechos de lo extenuante de correr la “Pana”, se volcaron en la invaluable organización y ejecución de los festejos del 61° aniversario del Mini, teniendo como escenario el mosaico de colores de Coahuila. Días después, este Mini “Campeón Panamericano” fue trasladado al Museo de Autos y del Transporte de Monterrey, donde su director y gran amigo Juan Manuel Escareño, les dio la bienvenida y estará en exhibición durante los próximos meses. Con este resultado nuevamente el Mini se encumbra y nos comenta Ricardo Piñera que volverá el año próximo.

Comentarios y participaciones de nuestros socios
Esta página no tiene seguidores ni comentarios.
Image to view
Close
OpcionesOpciones
  •  
Cerrar