Paginas relacionadas

El Fabuloso Hudson Hornet

Publicado el 19 de septiembre de 2009
Enviar por correo

El Fabuloso Hudson HornetAunque los autos de los tres fabricantes más grandes acaparaban la mayor atención de los autos americanos en la década de 1950, el papel del Hudson Hornet no se puede pasar por alto.

En el momento de Hudson Hornet debutó en 1951, el público ya había sido seducido por el estilo radical de la compañía en el Commodore de 1948. El diseño de bajo perfil colocaba el piso del auto entre los rieles de la estructura del chasis, en lugar de ubicarlos encima, y combinaba la carrocería y chasis en una sola unidad, logrado un diseño de bajo perfil con una reducción del centro de gravedad.

El Fabuloso Hudson HornetEl elegante Hornet se ofreció como un cupe de dos puertas, un sedán de cuatro puertas, un convertible y un hardtop. Fue pionero en el uso de estructura única (chasis-carrocería), al igual que su potente motor de cabeza L de 6 cilindros en línea. Originalmente el motor en el Commodore tenía 262 pulgadas cúbicas, pero cuando se montó en el Hornet en 1951 ya contaba con un desplazamiento de 308 pulgadas cúbicas. Con una cabeza de aluminio de alta compresión y carburador de dos gargantas lograba 145hp con 275 libras-pie de torque, convirtiéndose en el motor de seis cilindros más potente del mundo.

El Hudson fue lujosamente decorado, con gran cantidad de cromo exterior e interior, tapicería atractiva y espacio para seis adultos. Para 1952, Hudson incorporó un motor opcional, el Twin-H. Usaba dos múltiples interconectados alimentados por dos carburadores de una garganta, logrando una potencia de 170hp. Otra opción, 7-X, aumento su poder a 210hp.

Los corredores tomaron nota. En un momento en el que la competencia de autos stock era en realidad la competencia de acciones, los atributos del Hornet lo convertían en un candidato natural para las carreras de NASCAR y otras más – a pesar de su tendencia obvia por el lujo. La estrella de carreras Marshall Teague recibió el apoyo a sus esfuerzos en las carreras de NASCAR, y él y su "Fabulous Hudson Hornet" ganaron varias competencias de la temporada. En total, Hudson ganó 12 de las 41 carreras de 1951, incluyendo la temporada de apertura del Grand National en Daytona. Para 1952, el dominio de Teague y Hudson era total, ganando 27 de las 34 competencias en NASCAR. Le siguieron otras 39 victorias en las siguientes dos temporadas.

El Fabuloso Hudson HornetSin embargo, ni la avanzada tecnología ni los éxitos en las carreras en la serie americana más importante pudieron ayudar a las ventas, que estaban aletargadas desde el debut del Hornet. Cambios superficiales para el modelo 1953 incluían una parrilla y capó rediseñado, y en 1954 se presento escotilla de ventilación en el capó, parabrisas de una pieza, y su parte posterior rediseñada. Fue todo por nada. Como las finanzas de Hudson estaban en declive se planeaba una fusión con Nash.

El Hornet es robusto, con motores bien construidos que ofrecen una gran cantidad de kilómetros sin problemas con un mantenimiento adecuado, y con un manejo como ningún otro auto americano de la época, gracias en gran medida por su bajo centro de gravedad y la distribución uniforme de su peso. Sus seis cilindros sin duda también ayudan, aún en el motor base de 145hp.

Curiosamente, el Hudson Hornet es uno de esos desafortunados autos en los que la frase “Ganar el domingo, vender el lunes” nunca aplicó. En una época en la que la gente quería el prestigio de un V8, fue lo único que el Hornet no pudo entregar.


Comentarios y participaciones de nuestros socios
Esta página no tiene seguidores, pero tiene 4 comentarios.
Image to view
Close
OpcionesOpciones
  •  
Cerrar